Para la mayoría de los castellanosparlantes  el vocablo cierro solo es persona de un tiempo del verbo cerrar, pero el diccionario de la RAE en la segunda acepción de esta palabra la recoge como: And. / mirador  (balcón cerrado).

Con el mismo diseño de la baranda de los balcones, a los que acompañan en las fachadas, los cierros gaditanos, los cubren en su totalidad por amplias cristaleras, hermoseando la fisonomía de las calles de Cádiz y haciéndolas diferentes a las de otras poblaciones.

Un poco de historia

Durante el siglo XIX en muchos de lo edificios que por el paso del tiempo requirieron su remodelación, así como en los de nueva planta algunos de sus  balcones comenzaron a cubrirse con cerramientos de vidrios, que pasaron a denominarse cierros.

Ya en las Ordenanzas Municipales de Cádiz, aprobadas el 5 de Julio de 1845 en su Título 4º Policía de Comodidad, Capítulo 3º,en su artículo 164,  se hace mención a los cierros:

<< En los balcones no se construirán cierros de cristales que tengan más vuelo hacia la calle que el saliente del mismo balcón >>

cierros-de-cadiz

La arquitectura como arte y comodidad

Su función esencial es la de servir a los moradores de la casa el disfrute de un lugar en el que poder estar en la calle sin salir del hogar, viviendo la vida del exterior sin padecer las inclemencias del tiempo.

Con variada fisonomía y estilos que van del barroco al neoclásico y ecléctico, según el gusto y disponibilidad económica del propietario de la finca, muchos de los cierros muestran obra de carpintería de gran valor artístico,vidrios con delicadas curvaturas y rejerías de forja de sofisticada factura.

Cabe destacar la profusión de barandales con barrotes de forma bulbosa, llamados  también de curvas isabelinas, con el objeto de permitir que las damas de la época, acicaladas con faldas provistas de enaguas con armazón de aros metálicos denominados miriñaques, se asomasen con menos incomodidad a los balcones, al entrar el aro bajo de esas enaguas  en la curvatura del herraje.

cierros-de-cadiz

La sugerencia

Al igual que hicimos al escribir sobre las Torres-Miradores, desde Euskádiz les invitamos a que den un relajado paseo por el casco histórico de Cádiz, ya que, dada la estrechez de muchas de sus calles, a veces por la falta de perspectiva, estas peculiares obras de arte pueden pasar desapercibidas.

cierros-de-cadiz

La galería fotográfica de cierros gaditanos podría ser tan numerosa como las razones para hacer turismo por Cádiz. No cabrían todos en este post aunque quisiéramos.

Fuentes:

  • Arquitectura Isabelina en Cádiz  1833-1868. Juan Ramón Cirici. Ed. Ayuntamiento de Cádiz

Juan dos García

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.