Turismo entre dos tierras

Amanita de los césares con manzana.

Amanita de los césares con manzana.

Es tiempo de setas en los bosques gaditanos: Boletus, Amanitas Caesareas o Chantarellas. No hay muchas este año, pero nos hemos acercado hasta el P.N de los Alcornocales a recoger las joyas del bosque, las Amanitas o yemas, y con ellas hemos elaborado esta sugerente receta.

La Amanita Caesarea adopta diversas denominaciones según la región o zona donde crece. En la provincia de Cádiz se la conoce comúnmente como Yema. Se trata de una seta exquisita. Muchos pensamos que se trata de la mejor seta culinariamente hablando, y muchos restaurantes «top» la convierten en la protagonista otoñal de sus platos. Se dice que era la más apreciada por los emperadores romanos. Su similitud con un huevo cuando nace, su volva blanca inmaculada, y su precioso sombrero redondeado y anaranjado, la hacen inconfundible. Tiene un olor suave a tierra y almendras, y su sabor terroso y afrutado es tan intenso, que podemos comerla cruda, en ensaladas o carpaccio, o bien simplemente salteadas con un poco de sal y aceite.

La amanita caesarea en el bosque.

Si no queréis salir a buscarlas, estos días podéis encontrarla en el puesto nº 70 del Mercado de Cádiz.

Nosotros vamos a hacer una receta muy sencilla, incorporando al potente sabor de la seta el aroma y sabor de la manzana.

INGREDIENTES: (Para dos personas)
1/4 de kilo de Amanitas Caesareas. (dos o tres piezas)
2 dientes de ajo.
1 Manzana no muy grande.
Aceite de oliva virgen extra (3 cucharadas) y sal.

Los ingredientes.

Manos a la obra:

Limpiamos las amanitas con mucho cuidado para no dañar su superficie, preferíblemente con un trapo húmedo, nunca lavándolas en el grifo de agua. Se trata de eliminar los restos de tierra existentes.

Cortamos las piezas en láminas de un grosor aproximado de 1 centímetro.

Cortamos en láminas de 1 cm.

En una sartén ponemos las 3 cucharadas de aceite y ponemos al fuego hasta que alcance una temperatura media, y añadimos las láminas de amanita. A continuación, y siempre a fuego medio, añadimos el ajo bien picadito, removiendo los ingredientes suavemente durante un par de minutos.

Las setas y el ajillo rehogando.

A continuación añadimos la manzana troceada en trocitos pequeños, sazonamos, y mantenemos en la sartén durante 5 o 6 minutos a fuego bajo, removiendo los ingredientes cuidadosamente de vez en cuando.

Añadimos la manzana y la sal y rehogamos.

Solo nos queda retirar de la sartén y emplatar.

Al plato.

Buen provecho. On egin.

Arantza González Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Seguir

Recibe todas las novedades en tu correo

Únete a otros seguidores