Turismo entre dos tierras

En cada esquina un jirón de la historia

En cada esquina un jirón de la historia

Salir a pasear por el casco antiguo de Cádiz  y encontrar en  muchas de sus esquinas una pieza de museo es una experiencia gratificante a la que Euskádiz invita a todo aquel viajero/a que nos visita. Hoy os hablo de los guardacantones que protegían las esquinas de las estrechas calles de la ciudad.

 

Encorsetado por el mar que lo circunda y por la que fuera  muralla y puerta de entrada a la ciudad: la Puerta de Tierra, el caserío del casco histórico de  Cádiz se apiña buscando acomodo en el escaso suelo disponible, propiciando que sus calles nacieran estrechas para aprovechar en lo posible el espacio existente. Al igual que otras ciudades con un similar trazado del callejero, las esquinas de sus edificios debieron  ser protegidas por guardacantones, evitando así que las ruedas de carros y carruajes destrozasen las fachadas al verse obligados sus conductores: carreros y cocheros, a ceñirse a la pared  al cambiar de dirección.

Cañones 1-Euskádiz

Para estas defensas, se solían utilizar piedras duras, comúnmente de formas cilíndricas o con sus cantos redondeados, así como  piezas de hierro fundido de diferentes diseños. En Cádiz desde el siglo XVII se comenzaron a utilizar cañones en desuso como guardacantones, la mayoría de ellos piezas que artillaron a galeones, bergantines, fragatas o goletas. Vestigios de  tiempos remotos provenientes de naufragios en batallas perdidas y ganadas o en traicioneras escolleras cercanas a la línea de tierra, así como de desguaces de viejos navíos en astilleros de la bahía.

Cañones 2-Euskádiz

Esta ciudad ha recibido este legado, al parecer, único en el mundo. Piezas de artillería de diferentes configuraciones y calibres (114 según la catalogación efectuada por el ingeniero e historiador Antonio Ramos Gil) erguidas en muchas esquinas de la ciudad; la inmensa mayoría apoyadas sobre su culata, algunas con su ánima taponada con un  proyectil y otras conservando los muñones con los que descansaban en el carro o montaje de madera, denominada cureña.

Cañones 3-Euskádiz

Después de tantos lustros, aquellos cañones que han sobrevivido al expolio continúan estoicos protegiendo las esquinas; mostrando sus heridas de guerra, las huellas que les dejaron el tiempo de reposo en el lecho marino y las evitables heridas de una mala conservación.

Cañones 4-Euskádiz

Cañones 5-Euskádiz

Cañones 6-EuskádizTexto e imágenes de J. dos García

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.

No Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cádiz peculiar: 5 curiosidades de Cádiz | Euskádiz - […] también características de esta ciudad son: las Torres-Miradores; los viejos cañones haciendo de guardacantones para proteger las esquinas; los…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Seguir

Recibe todas las novedades en tu correo

Únete a otros seguidores