Cádiz, con un pasado en ocasiones esplendoroso, tal y como lo relatan viejas crónicas, así como los vestigios que poco a poco deja descubrir en sus entrañas, debe lo que podríamos llamar su refundación a la conquista de la ciudad por Alfonso X el Sabio en 1262. La pequeña villa andalusí, radicada en lo que hoy conocemos como Barrio del Pópulo, se encontraba en esos momentos despoblada y casi destruida. Diferentes causas le llevaron a ese estado de regresión, siendo factor determinante las cruentas razias cristianas del 1234-1235. Este paseo por el Barrio os sumergirá en su historia y os mostrará sus rincones misteriosos y fascinantes.

El rey castellano comenzó de inmediato la repoblación de la villa para consolidar su soberanía, al mismo tiempo que se afanaba en su reconstrucción. Aprovechando los restos de la vieja alcazaba musulmana, cierra el recinto urbano de planta cuadrada con altas murallas almenadas en solo tres lados de su perímetro, ya que en el flanco sur prescindió de ellas, al tener la protección natural del inexpugnable talud del Vendaval que lindaba con el mar. Completa su defensa con el Castillo de la Villa que se situaba al sureste, en la zona alta conocida como el monturrio.

Calle Bajada de Escribanos-EuskádizTres puertas, una en cada frente de muralla, permitían la entrada al interior de la villa: la del Mar (actual Arco del Pópulo), la de Tierra (actual Arco de los Blanco) y la de la Rosa. Los arcos que soportaban estas puertas, aunque muy modificados, son las escasas huellas que han quedado de las construcciones de la Baja Edad Media.

Nos disponemos a visitar este barrio de calles estrechas y cortas, con las características del enredado urbanismo musulmán. Con un callejero de peculiares nombres como: Silencio, Bajada de Escribanos, Mesón, Callejón del Duende, Pomponio Mela, Posadilla, Callejón de los Piratas, Pozo, Fabio Rufino…que sugieren historias reales o leyendas remotas.

Populo. Fabio Rufino-Euskádiz

La Capilla de Nuestra Sra. del Pópulo.

Iniciar la visita en La Real Capilla de Nuestra Señora del Pópulo nos pareció de lo más oportuno, dado que el nombre de este barrio se debe a la devoción popular que se le profesaba a la titular de esta capilla.

Antes de subir a la pequeña iglesia nos detenemos en el exterior del pasaje de entrada a la que fuera Puerta del Mar (así denominada por tener las aguas de la bahía cercana a sus muros). La sobria fachada neoclásica nos muestra, enmarcado por pilastras pareadas y frontón triangular, un balcón con gran ventanal, destinado a inundar de luz el oratorio.

Fachada y retablo de la Capilla del Pópulo-Euskádiz

La capilla, de planta cuadrada, muestra un robusto arco de piedra de medio punto en su cabecera, donde alberga el coqueto retablo barroco de madera dorada realizado a mediados del siglo XVII . Junto con el coro en alto de madera de cedro y el referido ventanal, son los elementos dignos de destacar.

Arco de la Puerta del Mar-EuskádizLa devoción a la Virgen bajo esa advocación, data de 1587, año en que se colocó sobre el arco que sustentaba la puerta, un lienzo con su imagen y la inscripción de la jaculatoria “ora pro populo”. Los daños causados en dicho lienzo por el tiroteo al que fue sometido por las tropas anglo-holandesas, comandadas por el conde de Essex, durante el saqueo a la ciudad en 1596, incrementó aún más el culto a esta Virgen, lo que determinó que se construyera esta capilla.

Al adentrarnos en el que fuera recinto amurallado, el arco de piedra, presumiblemente de la época almohade, lo dejamos a muestras espaldas.

 

La Casa del Almirante.

Caminamos por la acodada calle Fabio Rufino hasta llegar a la Plazuela de San Martín, donde el soberbio edificio de La Casa del Almirante reclama nuestra atención. Su propietario, Don Diego de Barrios, almirante de la Flota de Indias, mandó construirla en 1685. La casa-palacio, con un alzado de cuatro plantas rematada con dos torres miradores, tenía la disposición característica que adoptaban para sus viviendas los comerciantes gaditanos adinerados: la planta baja estaba destinada a almacén, la entreplanta a oficinas, la superior a zona residencial de los propietarios y la última era utilizada como vivienda del servicio.

Casa del Almirante y Callejón del Duende-Euskádiz

Nos recreamos en su monumental portada con columnas troncocónicas y salomónicas, balcón con balaustres, adornos vegetales y flamígeros, con el remate del espectacular escudo de armas de la familia. Todo este conjunto fue construido con exquisitos mármoles genoveses de tonos rojizos, grises y blancos.

Nada más dejar la plaza, la calle Mesón nos invita a subir su liviana cuesta. Con los primeros pasos el humilde Callejón del Duende, mediante un rótulo de hierro que cuelga en la fachada, nos avisa de que está ahí, que no pasemos de largo, que le miremos aunque sea a través de la reja que lo encierra, ya que tiene el honor de ser la calle más estrecha de Cádiz.

Escudo de armas de la Casa del Almirante-Euskádiz

La Posada del Mesón.

Seguimos nuestro camino y en el punto donde la calle se aburre de seguir siendo recta, nos topamos con La Posada del Mesón. Su construcción data del siglo XVII, como así lo atestigua la pequeña placa de mármol que se fija en su entrada. Tiene la arquitectura propia de las posadas de su época: patio con grandes arcos rebajados sobre pilares y galerías de madera en el piso superior, destinándose las dependencias bajas para las caballerizas y carruajes y las altas para alojamiento de los huéspedes.

Posada del Mesón y placa-Euskádiz

Cuando el quiebro de la calle lo permite, vemos el pasaje que conduce a la que fue La Puerta de Tierra del recinto amurallado, así denominada por ser la única que unía a la ciudad con el resto del continente.

Arco de los Blanco-Euskádiz

A esta puerta, en el siglo XVII, le fue cambiado el nombre por Arco de los Blanco, al obtener la familia del acaudalado comerciante Felipe Blanco permiso para levantar sobre el arco principal una capilla (hoy desaparecida), en honor de la Virgen de los Remedios. El pórtico exterior lo componen: un arco de medio punto, dos apuntados y un tercero también apuntado dispuesto en ángulo recto con los anteriores.

(Continuará)

Texto e imágenes: J. dos GarcíaPasaje de La Puerta de Tierra-Euskádiz

 

 

 

Fuentes:

  • Historia de Cádiz. Varios autores. Sílex
  • Monumentos del Cádiz alfonsí, Cádiz en el siglo XIII, Ramón Corzo Sánchez. Cádiz, 1983
  • Cádiz en la edad media. Rosario Fresnadillo García. Revistas de la UCA.

 

 

 Texto e imágenes de J. dos García

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.