Turismo entre dos tierras

Euskádiz Club de Calidad entrega sus primeros carnets de socios/as

Euskádiz Club de Calidad entrega sus primeros carnets de socios/as

Este pasado domingo nos reunimos cerca de 40 vascos/as y gaditanas/os en ese templo tabernario gaditano por antonomasia llamado La Taberna La Manzanilla, en el primer acto social de Euskádiz Club de Calidad, y donde hicimos entrega de los primeros 26 carnets de socios particulares y empresas.

En una hora muy poco taurina ni txikitera, a eso de las 11,30h de la mañana, un buen puñado de amigos y amigas de Euskádiz tuvimos la ocasión de encontrarnos y disfrutar de una bella mañana rodeados de toneles de ese oro líquido conocido como manzanilla de Sanlúcar. ¡Qué mejor anfitrión que nuestro amigo José García, Pepe, y su templo de la calle Feduchy de Cádiz!

taberna-la-manzanilla-de-cadiz-euskadiz

La excusa era la entrega de los primeros carnets de socios de Euskádiz Club de Calidad, la forma orgánica que adopta el proyecto Euskádiz en la actualidad, recientemente creada, y que arranca con tanto brío como ilusión, todo lo cual se pudo apreciar claramente en el buen ambiente reinante durante toda la mañana. No pudimos dejar de recordar a “uno de los nuestros”, Jesús Laiseka quien, por motivos laborales, se encuentra “castigado” en el “botxo”.

euskadiz-club-de-calidad-en-taberna-la-manzanilla-de-cadizEl acto estuvo precedido de la presentación de dos preciosos documentales históricos relacionados con la pesca de atún de la almadraba en las costas gaditanas (1934 y 1956, este último premiado con la Concha de Plata del Festival de Cine de Donostia-San Sebastián del año 1957) a cargo de nuestro buen amigo, gran benefactor y anfitrión portuense, José Ignacio Delgado Poullet “Nani”.

Para terminar el acto, nada mejor que un aperitivo de mojama de atún acompañada de la excelente manzanilla que nos sirvió Pepe, y que contó con el patrocinio de dos de nuestros socios empresas recientemente incorporados: La Taberna La Sorpresa, de Juan Carlos Borrell, en la calle Arbolí de Cádiz, todo un esfuerzo innovador por recuperar los productos derivados del atún y los vinos de la tierra, y el singular y exitoso Ultramarinos Bar El Veedor de la calle del mismo nombre, cuyo propietario, Paco Chicón, es un buen representante del espíritu vasco-gaditano.

Antxon Urrestarazu

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Seguir

Recibe todas las novedades en tu correo

Únete a otros seguidores