Turismo entre dos tierras

Aurora Jauffret “La Goya”. Desde Bilbao a Sanlúcar….

Aurora Jauffret “La Goya”. Desde Bilbao a Sanlúcar….

Los prolíficos vínculos vascos y gaditanos contienen historias tan curiosas como la de una cupletista nacida en Bilbao que cedería su nombre a una de las manzanillas de más prestigio y calidad de Sanlúcar de Barrameda. La bilbaína Aurora Jauffret, la “tonadillera intelectual”, apodada La Goya, quedaría inmortalizada en las etiquetas de la bodega sanluqueña de la casa Delgado Zuleta.

La historia de la manzanilla contiene algunas páginas protagonizadas por mujeres que han dejado sus nombres inmortalizados en célebres marcas de vinos. Tal es el caso de Pastora Imperio, Gabriela Ortega, o el de nuestro personaje de hoy: Aurora Purificación Mañanos Jaufrett, “La Goya”.

Aurora Jauffret (1891-1950) nació en Bilbao en el seno de una familia acomodada. Mujer inquieta y perspicaz, tuvo una niñez ilustrada y cosmopolita, estudió solfeo y piano,  italiano, francés e inglés, tocaba el piano y diseñaba sus propios vestidos, organizaba en su casa tertulias literarias, rodeándose de escritores como Jacinto Benavente, Ricardo Baroja o Valle-Inclán, mostró una temprana  atracción por el teatro, debutó con sólo 16 años en el Trianón Palace de Madrid y acabaría convirtiéndose en unos años en uno de los grandes referentes del cuplé y las “variedades selectas”. Su vida pública alcanzó más popularidad con el largo noviazgo que mantuvo con el torero Ricardo Torres “Bombita”,

Aurora Jauffret La Goya. Fundación MarchCuenta Javier Barreiro, escritor y catedrático de literatura, que durante el primer tercio del siglo XX, las llamadas artistas de varietés alcanzaron un protagonismo comparable al que en nuestros días disfrutan los grandes deportistas.

Recuerda Emilio Jiménez Díaz que, aunque inicialmente se presentaba con el nombre artístico de Aurora Jauffret, una ocurrencia del escritor y estudioso del mundo del cuplé, Álvaro Retana, hizo que fuera apodada y conocida mundialmente como La Goya, a modo de homenaje al famoso pintor aragonés y a la figura de “La Tirana”, a quien pintó el año 1799 en uno de sus cuadros.

La artista cultivó su amistad con algunos miembros de la familia Delgado Zuleta, lo que propició que pasara largas temporadas de su vida en Sanlúcar de Barrameda, más concretamente en casa de los condes de Monteagudo. En 1914, el bodeguero sanluqueño José Delgado Zuleta  ofreció a la artista la posibilidad de poner su nombre artístico a su Manzanilla pasada, convirtiéndose la Manzanilla La Goya en una de las más prestigiosas y de más calidad del entorno bodeguero.

Manzanilla La Goya. Sanlúcar de Barrameda

Nuestro buen amigo y colaborador de Euskádiz, Enrique Bernaola, ha tenido a bien aportarnos la siguiente información complementaria con motivo de la publicación de nuestro reportaje sobre La Goya:

“Hace un tiempo publicasteis un artículo sobre “La Goya”. Hojeando el catálogo digital de una exposición del Museo Vasco de Bilbao he encontrado un óleo que la representa. Por si os interesa os adjunto el jpg del mismo y el enlace a un artículo del Deia sobre la expo y al catálogo”.

la-goya

http://blogs.deia.com/historiasdelosvascos/tag/luis-lerchundi-sirotich/

Sin-título-1

http://www.euskal-museoa.org/es/erakusketak/xehetasunak/29/galeria-de-celebridades-bizkainas-deportistas-artistas-escritores

 

Fuentes:

“La Manzanilla. Historia y cultura. Las bodegas de Sanlúcar”. Ana María Gómez Díaz. Pequeñas ideas editoriales.

Fotos:

Aurora Jauffret: Fundación March

Antxón Urrestarazu Echániz

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Seguir

Recibe todas las novedades en tu correo

Únete a otros seguidores