En 1797 dos grandes marinos vascos unieron su talento y capacidad estratégica para hacer frente al almirante Nelson en las costas cercanas a la playa de la Caleta y al castillo de San Sebastián, salvando a Cádiz de su aniquilación: Blas de Lezo, el gipuzkoano de Pasajes fallecido años atrás tras su heroica defensa de Cartagena de Indias, pero el principal artífice del sistema defensivo gaditano con sus murallas y baluartes ; y José de Mazarredo Salazar, el preclaro marino bilbaíno de la Ilustración, que defendió Cádiz con todas sus fuerzas y toda su inteligencia.

«¿De qué sirve a los ingleses tener fragatas ligeras, si saben que Mazarredo tiene lanchas cañoneras?».

Así reza la popular copla gaditana haciendo referencia a los episodios de 1797 frente a la costa gaditana, y que supusieron la grave derrota del almirante inglés Nelson frente a la habilidad estratégica y el buen hacer de José de Mazarredo.

Playa de La Caleta y el castillo de San Sebastián al fondo

En un interesante artículo publicado en el Diario de Jerez por Luis Mollá, “El ataque frustrado de Nelson a Cádiz”, dice el autor: “Las murallas y los baluartes diseñados por Blas de Lezo y la táctica de Mazarredo lograron que los ingleses no pudieran invadir la capital gaditana en 1797. En el ataque frustrado a Cádiz en 1797, el almirante inglés se topó no solo con la bravura e inteligencia de otro marino vasco, José de Mazarredo, sino con las murallas y baluartes sabiamente diseñados por Lezo en su época de Comandante General de Cádiz, e inspiradas en su experiencia en las heroicas defensas de Tolón y Orán”.

Blas de Lezo había fallecido en 1741 en Cartagena de Indias tras la heroica defensa de la ciudad, pero su presencia en Cádiz fue muy importante durante muchos años, tal y como os mostramos en un reportaje anterior en nuestro blog.

A mediados de abril de 1797 y tras su victoria sobre la Escuadra española en San Vicente, Jervis y Nelson establecieron el bloqueo de Cádiz.

El bloqueo de la Escuadra de Nelson a Cádiz en julio de 1797

Vicente Mira Gutiérrez describe de esta manera los episodios:  «Meses después una bombarda inglesa rompía el fuego sobre el castillo de San Sebastián. Inmediatamente, fuego y ruido llenaban los tranquilos aires del verano gaditano; obuses y granadas caían sobre la Caleta ante el terror de pescadores y vecinos. Cuentan las crónicas que muchos gaditanos huyeron hacia los pueblos cercanos, conscientes de que la ciudad sería arrasada y conquistada si un milagro no lo remediaba. Cádiz se salvaría -como era premisa de Mazarredo- con valor, pero sobre todo con esfuerzo e inteligencia; en el tiempo de siete días la ciudad se puso «manos a la obra», armando ocho tartanas y diez Combate de Nelson con una lancha española en Cádiz en 1797barcos grandes bien armados. El 5 de junio, Mazarredo apostaba en la Caleta 16 lanchas cañoneras, mientras otras 15 quedaban en la boca del puerto. Ese día, al anochecer, una bombardera inglesa se dirigía nuevamente a la ensenada de levante, la Caleta, para infligirle un duro castigo de obuses. A las 9,55, las fuerzas de Mazarredo rompían el fuego desde la cercana zona del vendaval. En la madrugada, el mar de Cádiz ardía entre las llamaradas de los obuses y el estruendo de las explosiones. Ante la dura resistencia, el enemigo, por fin se retiraba. Un segundo intento, también infructuoso, tendrá lugar días más tarde; a media mañana, desde la Caleta, las lanchas cañoneras rechazaban a los ingleses con tal energía, que la famosa bombardera de Nelson quedaba fuera de combate. Nelson y Jervis se retiraban de Cádiz rumbo a Tenerife».

Un buen final que no sirvió para evitar la posterior venganza de Nelson en Trafalgar en 1805, donde sería ilustre protagonista el vasco de Mutriku Cosme Damián Churruca.

Fotos:

Nelson’s Inshore Blockading Squadron at Cadiz, July 1797. http://en.wikipedia.org/wiki/Thomas_Buttersworth

Combate de Nelson con una lancha española en Cádiz. Richard Westall, 1806. Wikipedia.

 

Antxón Urrestarazu Echániz

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.