Nos hemos acercado hasta la sugerente localidad gaditana de Benalup-Casas Viejas para disfrutar de sus muchos atractivos naturales, históricos, culturales y gastronómicos. Esta es la crónica de una jornada mágica.

Benalup Casas Viejas es una localidad gaditana fascinante. Alejada de las rutas turísticas tradicionales, sean de playa o de monte, reúne los suficientes atractivos para un fin de semana o, al menos, como en nuestro caso, para una jornada apasionante. Situada a medio camino entre la Laguna de la Janda y el P. N. de Los Alcornocales, y rodeada por dos bonitos embalses, Benalup tiene esa magia seductora que termina por enamorarnos de ella.

9:00 h. DESAYUNO EN LA VENTA CORRERO.

Benalup es tierra de ventas, esos templos de la buena cocina casera desparramados por toda la geografía gaditana que deberían formar parte del patrimonio de la humanidad. Un desayuno en una de esas ventas es una experiencia inolvidable, y la mejor manera de empezar el día. Lo hemos hecho en la preciosa Venta Correro, junto al embalse del Celemín. Unas rebanadas de pan del bueno y la mejor manteca colorá con tropezones que hemos comido en mucho tiempo.

La manteca colorá de la Venta Correro.

10:00 h. UN PASEO POR EL EMBALSE DEL CELEMÍN.

Junto a la venta nace una preciosa ruta que une Las Lagunetas con la localidad, bordeando el embalse del Celemín, un tramo del Corredor Verde Dos Bahías. Un paseo rodeados de abundante bosque mediterráneo que incluye un precioso puente de madera y bonitas pasarelas, en paralelo a las laderas de la Sierra de la Momia, donde se encuentra uno de los mayores atractivos de Benalup: el Tajo de las Figuras, una cueva con impresionantes pinturas rupestres, temporalmente no visitable. Es posible realizar alguna visita privada acompañados de personal especializado. A lo largo del paseo encontraréis un interesante conjunto de construcciones megalíticas.

Un paseo por el embalse del Celemín.

11:30 h. LA RUTA DE LOS SUCESOS DE CASAS VIEJAS.

Conviene empezar la ruta visitando el Espacio Conmemorativo Casas Viejas, situado en la calle Nueva 30. La visita nos va a permitir conocer exhaustivamente los trágicos acontecimientos que vivió la localidad en 1933, y que han marcado su historia reciente. La visita se completa con la ruta a los lugares más significativos de aquellas críticas jornadas, muy bien señalizada y documentada.

Espacio Conmemorativo Casas Viejas.

Benalup dispone de otro interesante museo, el Centro de Interpretación Cádiz Prehistórico, un paseo por la prehistoria donde las pinturas rupestres son su principal legado.

13:00 h. TXIKITEO EN EL BAR RICARDO. LA ALAMEDA.

La alameda es el centro neurálgico de la localidad. En un costado de la misma se encuentra el Bar Ricardo, abierto en 1890 por Ricardo Rodríguez, testigo de los más importantes acontecimientos de la localidad, y regentado por la tercera generación y un tabernero excepcional. Ricardo nos ofrece los mejores vinos del marco de Jerez y unas tapas frías excepcionales, además de la sabia conversación de alguien que conoce a la perfección la historia de su pueblo y sus principales acontecimientos. Centro de tertulia y encuentro de parroquianos, aquí se respiran solera y los placeres de una excelente bodega. Para completar el txikiteo, podéis visitar el cercano restaurante La Fábrica, un bonito local en la que fue una antigua fábrica de la luz, y donde se come de maravilla.

La Alameda y, a la derecha, el bar Ricardo.

14: 30 h. COMIDA EN LA VENTA EL CASARÓN.

Benalup es tierra de ventas y de la mejor gastronomía campera. Las setas, la caza y los guisos forman parte habitual de sus sabrosas cartas. Nos habían recomendado la Venta El Casarón. Situada entre Benalup y Medina Sidonia, muy cerca de otra venta con prestigio como El Soldao, el establecimiento es atractivo por distintos motivos, no defraudó nuestras previsiones, y la oferta gastronómica es muy interesante y variada. Platos de caza como el corzo, el venado o el faisán, el pollo de campo, empanadas, menudo, croquetas y unos postres caseros exquisitos. Tiene una bodega interesante y a buen precio.

16:00 h. UNA COPA EN EL HOTEL UTOPÍA.

Para el cafecito y la copa, es interesante acercarse hasta el céntrico hotel Utopía. Un curioso establecimiento decorado al estilo «belle epoque«, con habitaciones temáticas y un gran salón convertido en café teatro, donde habitualmente se organizan conciertos acompañados de cena. Toni Zenet cantaba el día de nuestra visita, y Mikel Erentxun es ya un habitual en Utopía.

Salón del hotel Utopía. (Foto hotel Utopía)

17:00 h. UN PASEO POR LA LAGUNA DE LA JANDA.

Benalup es rica en parajes naturales. Los amantes de la ornitología no pueden perderse un paseo por la cercana Laguna de la Janda, hoy en día seca, pero observatorio estratégico y privilegiado de múltiples aves migratorias a través del Estrecho de Gibraltar. Una preciosa ruta nos lleva hasta la localidad de Facinas, pero la ruta es larga. Pero es posible acercarse en coche hasta las inmediaciones de la Laguna y el río Barbate, para disfrutar de un paraje excepcional. Os recomendamos informaros antes en la Oficina de Turismo de la localidad.

Laguna de la Janda.

Laguna de la Janda, con Vejer de la Frontera al fondo.

Fotos: Jesús Oliden y Arantza González.
Antxón Urrestarazu Echániz
Obra bajo licencia Creative Commons