Turismo entre dos tierras

Oba- Xemina- Jimena de la Frontera. Más allá de las setas.

Oba- Xemina- Jimena de la Frontera. Más allá de las setas.

En esta época Jimena de la Frontera suele estar asociada a las setas. Su especial ubicación y sus condiciones de humedad favorecen su recolección. Y sus jornadas micológicas atraen a multitud de aficionados a la localidad. Pero Jimena tiene más atractivos, y os vamos a mostrar algunos de ellos.

La espléndida historia de Jimena de la Frontera aparece siempre vinculada a su situación y su importante funcionalidad estratégica. Fenicios, romanos, visigodos, bizantinos o árabes, entendieron las ventajas del enclave, a medio camino entre Algeciras y la serranía de Ronda, y se asentaron en la zona. La ciudad fenicia de Oba o la árabe de Xemina, son los antecedentes de la actual Jimena de la Frontera.

Un entorno natural privilegiado en el corazón del Parque Natural de los Alcornocales; las excepcionales pinturas rupestres de la cueva de la Laja Alta; el Cao y los restos de la fábrica de bombas, junto al río Hozgarganta, el último río virgen de Andalucía; el magnífico castillo situado sobre el cerro que domina la localidad y, por supuesto, una variada y sabrosa gastronomía, donde no faltan los hongos y las setas diversas. Todo esto y más nos brinda Jimena de la Frontera, una bonita localidad situada en la parte oriental de la provincia de Cádiz.

1. EL PARQUE NATURAL DE LOS ALCORNOCALES.

Jimena se encuentra situada en pleno Parque Natural de los Alcornocales, la última selva mediterránea. Desde la sierra gaditana hasta el Estrecho de Gibraltar, una gran masa arbórea dominada por alcornoques y quejigos de bello porte se entremezcla con bosques de niebla en valles estrechos y profundos llamados “canutos“, más propios del norte de Europa. Sumergirse en sus bosques y valles es una experiencia única que os permitirá, no solo disfrutar de una naturaleza salvaje, sino poder viajar en el tiempo contemplando las innumerables cuevas y abrigos con pinturas rupestres del paleolítico, o las tumbas antropomorfas que se extienden por toda su amplia extensión. El espectáculo de la berrea o las labores artesanales del descorche, la”saca”, son algunos de sus principales atractivos. Y los amantes de la micología, siempre a la espera de la temporada de setas.

2. LAS PINTURAS RUPESTRES DE LA LAJA ALTA.

El Parque de los Alcornocales es testigo directo de la presencia humana en la zona desde el Paleolítico. El gran número de abrigos y cuevas con pinturas rupestres lo demuestra. Se conoce como “Arte Sureño” el arte rupestre existente en la provincia de Cádiz, y tiene en Jimena de la Frontera uno de los santuarios más importantes. Se trata del abrigo o cueva de la Laja Alta, una muestra de arte rupestre de tipo esquemático típico del neolítico. Pero lo más extraordinario es que también se representan escenas marineras, la más antigua representación de naves con velamen de la época, y hablamos de hace 6000 años. Un bonito paseo desde la localidad os acercará a este magnífico santuario. En este video podréis apreciar la belleza de las pinturas.

3. LA FÁBRICA DE BOMBAS Y EL RÍO HOZGARGANTA.

Esta sencilla y corta ruta en las afueras del casco urbano de Jimena os sorprederá por los atractivos naturales y culturales que concentra. Junto al bello entorno natural del Parque de los Alcornocales y el río Hozgarganta, el último río virgen de Andalucía, se encuentran los restos de la Real Fábrica de Artillería, la conocida como “fábrica de bombas”, mandada construir en el siglo XVIII por Carlos III, un Alto Horno que estuvo activo entre 1778 y 1789 y permitió la fabricación de munición durante el Gran Asedio de Gibraltar. Actualmente se conservan el Cao o canal de abastecimiento de agua, una bella construcción de 650 m de largo y hasta 5 m de profundidad, parte de las murallas que rodeaban el recinto y dos presas en el río Hozgarganta.

4. EL CASTILLO.

En la zona alta de la localidad, sobre el cerro San Cristóbal, y dando cobijo al blanco caserío de Jimena, se encuentra su monumental castillo. Aquí se concentra la larga historia de conquistas y reconquistas de la localidad, que tuvo su máximo esplendor durante el Reino nazarí de Granada.

Declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en 1931, conserva importantes restos de la época romana y árabe. Merece visitarse especialmente su espléndido Alcázar, con su singular y circular Torre del Homenaje, los restos del templo romano, el recinto amurallado de distintas épocas, y los aljibes abovedados de la época almohade. Y por supuesto, podréis disfrutar de una excelente panorámica que se extiende hasta el peñón de Gibraltar y la costa africana.

5. LA LOCALIDAD Y SU GASTRONOMÍA. LAS SETAS.

Jimena tiene reconocida fama por sus setas y hongos. Su privilegiada situación en el Parque Natural le convierte en capital de las setas durante el periodo otoñal e invernal. Amanitas Caesareas, Boletus y Chantarellas son las estrellas del bosque y protagonistas de las Jornadas micológicas que se celebran cada año en la localidad. Este año se celebran los días 19, 20 y 21 de Enero. Si queréis disfrutar de unos buenos platos de setas en temporada, conviene acercarse al restaurante Cuenca, un clásico de siempre, o al Ventorrillo, ambos en pleno casco urbano. Los platos relacionados con la caza y los dulces forman parte de su mejor repertorio.

Fotos de Euskádiz. Arantza González.

Antxón Urrestarazu Echániz

Obra bajo licencia Creative Commons

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Seguir

Recibe todas las novedades en tu correo

Únete a otros seguidores