Turismo entre dos tierras

La magia del Flysch: el Parque Natural del Estrecho

La magia del Flysch: el Parque Natural del Estrecho

El Geoparque de la Costa Vasca y el Flysch de Zumaia son uno de los principales atractivos turísticos del País Vasco. Lo que resulta menos conocido, pero no por ello menos espectacular, es el entorno de costa del Estrecho de Gibraltar, entre las localidades de Tarifa y Algeciras. Un espacio natural mágico, misterioso, dominado por la formación geológica del Flysch y la rasa mareal.

El Geoparque de la Costa Vasca es un territorio encajado entre el mar Cantábrico y las montañas de los municipios gipuzkoanos de Zumaia, Deba y Mutriku. Un espacio natural muy singular donde destaca una formación geológica conocida como Flysch. Un bonito ejemplo lo constituye la playa de Itzurun de Zumaia, situada bajo la preciosa ermita de San Telmo, que se encuentra protegida por impresionantes estratos verticales de rocas.

Playa de Itzurun y Flysch de Zumaia

A mucha distancia del Geoparque, en la otra punta de Euskadi, en pleno Parque Natural del Estrecho y frente a la costa africana, se encuentra el paraje más salvaje y virgen de la provincia de Cádiz: el conjunto de cerros, acantilados, calas y rasas mareales que forman parte de las llamadas “Unidades geológicas del Campo de Gibraltar”, constituidas por secuencias turbidíticas formadas durante el Cretácico y Terciario.

Euskádiz recorrimos este pasado domingo este espacio natural privilegiado, el sendero conocido como la Colada de la Costa, entre Tarifa y la torre almenara de Guadalmesí, y realizamos el reportaje fotográfico que os queremos mostrar.

1. El Flysch

En el fondo del océano los depósitos turbidíticos se acumularon por corrientes de turbidez en una cuenca profunda que se situaba entre las placas Ibérica (al norte), Africana (al sur) y la microplaca de Alborán (al este) y alternaban capas duras, en especial areniscas, y capas blandas de limos y arcillas de distinto grosor que emergieron en los plegamientos montañosos, adoptando una posición inclinada. Es lo que se conoce como Flysch. La unidad de Algeciras está compuesta por Flychs Margo-arenicoso-micáceo del Oligoceno-Mioceno inferior.

Flysch y Rasa mareal en Tarifa.

La rasa mareal y los acantilados del Flysch de Tarifa.

Flysch y Rasa mareal en Tarifa.

Flysch y Rasa mareal. Al fondo la torre de Guadalmesí.

Los estratos del Flysch alternan capas duras y blandas.

Estratos del Flysch de Tarifa.

Flysch y Rasa Mareal en Tarifa.

De ruta por el Flysch.

Un paseo por el Flysch.

2. La torre de Guadalmesí.

La torre almenara toma su nombre del arroyo cercano de Guadalmesí, topónimo de origen incierto que podría provenir de la voz árabe wadí-n-nisá, río de las mujeresTras aprobarse su construcción en 1577, ésta comenzó en 1588, desconociéndose la fecha precisa en la que terminaron sus obras. Su función principal fue la de evitar que buques enemigos, piratas y corsarios, hicieran acopio de agua en el cercano arroyo de Guadalmesí, único punto de todo el tramo de costa donde podía hacerse en verano.

Torre almenara de Guadalmesí.

Flysch y Rasa mareal desde la torre de Guadalmesí.

Desde la torre tenemos una hermosa vista de la ensenada y desembocadura del río Guadalmesí, del Flysch y de la Punta del Acebuche.

Ensenada y arroyo de Guadalmesí.

3. El Estrecho de Gibraltar.

El Estrecho de Gibraltar (en árabe: مضيق جبل طارق; en inglés: Strait of Gibraltar), es el lugar por donde se produce la unión natural de dos masas de agua: el mar Mediterráneo y el océano Atlántico, y una separación entre dos continentes: Europa y África. Incluso geológicamente, el Estrecho representa la fisura de las dos placas tectónicas: la placa Euroasiática y la placa Africana. Europa y África están separadas por 14,4 kilómetros de océano en su punto más estrecho y tiene una profundidad de 300 a 900 metros en algunos puntos.

El Estrecho y el continente africano.

El Estrecho de Gibraltar y el Continente africano desde los acantilados del Flysch de Tarifa.

El continente africano y la manzanilla de Pepe.

La imponente mole del Yebel Musa. La mujer muerta (en árabe جبل موسى).

Yebel Musa.

4. Los vecinos.

Enclave estratégico de migración de una gran variedad de aves, habitat natural de los más impresionantes cetáceos, el Parque Natural del Estrecho es el paraíso del mundo animal. Nosotros tratamos con especies más domesticadas como cabras y vacas de inquietantes cornamentas, conscientes de que invadíamos un territorio del que se sentían legítimos propietarios.

Los vecinos del Parque.

Los vecinos del Flysch.

Desde la atalaya.

Dura subida.

5. El grupo.

Y no podía faltar el homenaje gastronómico y el buen ambiente. El observatorio de aves de Guadalmesí fue el marco idóneo para el disfrute culinario y el buen ambiente. No faltó de nada.

Buena peña con el guía.

El observatorio convertido en restaurante.

Nuestro fotógrafo Jesús, gran apasionado de las piedras.

¡Que no es por ahí!

Fotos: Jesús Oliden y Arantza González

Antxón Urrestarazu Echániz

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.

No Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los 10 pueblos gaditanos más sugerentes. | Euskádiz - […] del mismo nombre, Tarifa ha sido modelada por la fuerza de la naturaleza y el viento de levante. La…
  2. Una experiencia ornitológica en el Estrecho. | Euskádiz - […] día 26 de septiembre conoceremos y disfrutaremos de una experiencia ornitológica en torno al Estrecho de Gibraltar. Por su situación…
  3. 10 rincones con encanto en la provincia de Cádiz (II). | Euskádiz - […] poblaciones de Tarifa y Algeciras, un escenario rocoso y una formación geológica conocida como Flysch y rasa mareal. Su…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Seguir

Recibe todas las novedades en tu correo

Únete a otros seguidores