Nos sumamos a la moda de las listas. Conscientes de que se trata de algo trivial, casi un juego, y del carácter totalmente subjetivo de la elección, hemos decidido, tras dos años de actividades con nuestros socios y seguidores recorriendo todos los rincones de la provincia de Cádiz, preguntarnos por los pueblos gaditanos más sugerentes. Este es el resultado.

Dos años de actividades con nuestros socios/as y seguidores/as nos ha permitido conocer todas las localidades gaditanas y sus maravillosos rincones. Hemos preguntado al equipo de Euskádiz acerca de su preferencia por los pueblos de la provincia de Cádiz más sugerentes, excluidas la capital y sus grandes ciudades. Predomina el interior, algo muy interesante en una provincia cuyo foco de atracción turística se concentra en el litoral. Este es el resultado tras apretada votación.

1. VEJER DE LA FRONTERA

Vejer de la Frontera

Situada sobre un cerro a 200 m de altura, Vejer de la Frontera nos enamora por su hechizo y su embrujo, por sus encaladas fachadas que emergen del irregular trazado de sus estrechas y empinadas calles, fruto de un fecundo pasado árabe que comenzó con Tarik allá por el año 711 y se prolongó durante más de cinco siglos; por el silencio de unas calles y unas casas vejeriegas que adornan sus balcones con gitanillas y geranios, bajo la protección de su bello recinto amurallado. Declarado Conjunto Histórico Artístico en 1976, Vejer se recrea en la magnífica playa de El Palmar y en el barrio de Santa Lucía, declarado Monumento Natural por la riqueza de su paisaje.

2. ARCOS DE LA FRONTERA

Arcos de la Frontera

Puerta de entrada a la sierra gaditana y balcón de la campiña jerezana, Arcos de la Frontera (o de los Poetas) es un pueblo blanco que, a lomos de su peña, cabalga entre la realidad y el sueño. Situada a 185 m de altitud, acumula en el trazado de sus irregulares calles y cuestas historias y leyendas desde su fundación romana, pasando por los visigodos, su rey Don Rodrigo y la batalla del Guadalete, para pasar a la dominación musulmana hasta que el Rey Sabio la conquista definitivamente. Castillo, plazas, iglesias monumentales, arquitectura singular, valores históricos  y un sin fin de rincones y vistas para disfrutar y perderse, hicieron que en el año 1962 fuese declarada Conjunto Histórico-Artístico y donde hoy podemos iniciar la ruta de los Pueblos Blancos de la provincia de Cádiz.

3. CASTELLAR DE LA FRONTERA

Castellar de la Frontera

Habréis comprobado que seguimos en la Frontera. Tierra de conquistas y reconquistas, de fortalezas y murallas, de núcleos urbanos situados en lo alto de estratégicas lomas desde donde vigilar y defenderse del enemigo. Estamos en pleno Parque Natural de los Alcornocales, y encaramado sobre la cresta de un promontorio rocoso, el viejo pueblo de Castellar de la Frontera vigila toda la Bahía de Algeciras y el Peñón de Gibraltar. El llamado Castellar viejo es un núcleo habitado en el interior de una fortificación que se remonta a los siglos XIII y XIV, que conserva un bello carácter medieval, con su trazado de calles estrechas y casas encaladas, habitadas en su mayoría por artesanos y gentes que huyen de la alocada civilización actual.

4. SANLÚCAR DE BARRAMEDA

Sanlúcar de Barrameda

¡Ay Sanlúcar! Nuestra pasión por Sanlúcar de Barrameda viene de lejos. El Guadalquivir ha volcado toda su pulsión creadora en su desembocadura, forjando una ciudad bulliciosa y colorista en un entorno natural privilegiado. De dicha desembocadura partió el vasco J. S. Elcano en su ruta alrededor del mundo y a Sanlúcar volvió tras consumar la hazaña. La ciudad se vuelca en sus calles para disfrutar de lo más fecundo del jardín de las delicias: su rico patrimonio, su exuberante gastronomía, las bodegas de manzanilla y sus langostinos, las infinitas tabernas de su Barrio Alto, las carreras de caballos en la playa, el eje Luis de Eguilaz… Sanlúcar de Barrameda, otra vez y las que haga falta.

5. SETENIL DE LAS BODEGAS

Setenil de las Bodegas

Toda la magia y misterio de una localidad que crece en el tajo creado por el río Guadalporcún y a una altitud de 640 metros. Setenil  de las Bodegas (Septem nihil, recordando los sitios que sufrió para su reconquista) es una bella localidad serrana que forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos y que nos sorprende por un entramado urbano que, descendiendo del castillo nazarí, se adapta al curso del río en diferentes niveles de altura. Algunas de sus casas se esconden bajo grandes moles de roca y se sirven del tajo creado en la misma.

6. ZAHARA DE LA SIERRA

Zahara de la Sierra

Lugar estratégico en la frontera y una de las joyas de la Ruta de los Pueblos Blancos, Zahara de la Sierra es la localidad más fotogénica de la provincia de Cádiz. “Flor de naranjo”, la “brillante”, la “mágica” o la quinta hija de Mahoma, cualquiera de sus significados etimológicos adorna lo que ya dijera  Fray Antonio de Agápida: “¡No olvides que Zahara no es sino una imagen de lo que tú serás!

7. MEDINA SIDONIA

Medina Sidonia

Medina Sidonia: un enclave para viajeros románticos, al estilo de Von Humboldt. Punto de encuentro de pueblos y culturas, que suscita todo tipo de emociones y sensaciones: la Asido Caesarina romana y la Siduna árabe, la que eligiera el vasco de Irún Diego de Iparraguirre como última morada.  Un lugar popular y acogedor lleno de atractivos culturales y gastronómicos .

8. GRAZALEMA

Grazalema

Sangre y amor en la Sierra. Grazalema guarda sus espaldas bajo el Peñón Grande, punto de nacimiento del legendario río Guadalete. Enclavado en el corazón del Parque Natural de la Sierra de Grazalema, la “Gran Zulema” es un pueblo árabe de cuidado urbanismo, con estrechas calles empedradas y fachadas blancas terminadas en tejados a dos aguas: no es para menos. Por algo la llaman algunos el “Templo de la lluvia”.

9. OLVERA

Olvera

No muy lejos de la anterior se encuentra esta bella localidad de mansiones solariegas y arquitectura popular, a lo largo de un entramado de calles llenas de recovecos y albarradillas o pequeñas plazas situadas en distintos niveles. Y encrespado sobre una roca, la torre del castillo que la preside. Declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1983, Olvera es un balcón privilegiado de la sierra gaditana.

10. TARIFA

Tarifa

Acabamos con un chapuzón. Al sur del sur, en el punto más meridional de Europa, puerta de entrada del Estrecho de Gibraltar y centro geográfico del Parque Natural del mismo nombre, Tarifa ha sido modelada por la fuerza de la naturaleza y el viento de levante. La magia del Flysch de sus costas, el misterio de Bolonia y Baelo Claudia, sus playas salvajes y sus dunas en perpetuo movimiento, la sinfonía de colores de las velas al viento, su casco histórico amurallado. Al Yazirat Tarif condensa la belleza salvaje de la costa gaditana.

Fotos: Euskádiz

Foto Setenil de las Bodegas: www.setenildelasbodegas.es

Antxón Urrestarazu Echániz

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.