Turismo entre dos tierras

¿Por qué hay que venir a Cádiz?

¿Por qué hay que venir a Cádiz?

Me han entrevistado en Radio Euskadi (ver video debajo), interesados por conocer los atractivos que esconde la provincia de Cádiz, y poder así entender por qué es, desde hace años, un destino turístico de moda entre los vascos, y que muchos de nosotros hayamos decidido venirnos a vivir aquí abajo.

 

Yo encuentro varias explicaciones. La primera nos habla razones existenciales o filosóficas. Cádiz es una forma de vivir, una actitud ante la vida, una forma de entender y estar en el mundo, una disposición anímica vitalista, una forma de vida pausada y marcada por la alegría de vivir. ¡Y engancha! No es sólo el sol, la luz o sus suaves temperaturas. Se trata de una tierra bañada por las más importantes culturas y pueblos durante siglos: fenicios, romanos, visigodos y árabes; cautivada por marinos, aventureros o comerciantes venidos de todas partes del mundo para comerciar con América.Y todo ello ha dejado un poso invisible, intangible pero rotundo, que se manifiesta en los “nombres propios”, personajes de una tierra que todavía permanece en cierta medida ajena al desarrollismo y los ritmos trepidantes.

La segunda explicación tiene que ver con la riqueza y variedad de su territorio y sus paisajes. Playas y pueblos fascinantes; bosques, dehesas, senderos y canutos; marismas y salinas; ventas, bodegas y tabancos; abrigos y pinturas rupestres; rincones ocultos que hay que ir descubriendo guiados por la curiosidad del viajero. Los yacimientos arqueológicos que siglos atrás poblaron los fenicios en Gadir o Doña Blanca; la arquitectura y urbanismo romanos de Baelo Claudia; los señoriales edificios de los Cargadores a Indias; el precioso neoclásico de Cayón y Benjumeda. Un mosaico interminable de experiencias que nunca terminas de descubrir y disfrutar. 

Hay otro aspecto que no podemos olvidar: los vínculos históricos entre el País Vasco y Cádiz, que vienen de lejos. Pero fue durante los siglos XVII y XVIII, con motivo del traslado de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz en 1717, y de la llegada a Cádiz de gran número de vascos para comerciar con América, donde encontramos el origen de las innumerables huellas visibles de la presencia vasca en la provincia gaditana. En nuestro Blog encontraréis muchas de estas huellas, que siguen creciendo en nuestros días con la masiva llegada de turistas y viajeros provenientes de Euskadi.

Antxón Urrestarazu Echániz

Arantza González Sánchez

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Seguir

Recibe todas las novedades en tu correo

Únete a otros seguidores