Turismo entre dos tierras

Tomás Ruiz de Apodaca: alavés y gaditano

Tomás Ruiz de Apodaca: alavés y gaditano

Son pocos los gaditanos/as que no están familiarizados con este apellido, aunque solo sea porque da nombre a uno de los paseos más bellos de la ciudad: la alameda de Apodaca. Pero no muchos sabrán que el bello paseo al mar toma el nombre del hijo más célebre de un comerciante alavés de la localidad de Manurga, llegado a Cádiz en 1716 con sólo 14 años de edad con la intención de hacer las Américas: Tomás Ruiz de Apodaca. (Manurga 1702 -Veracruz 1767)

Nacido en la pequeña localidad alavesa de Manurga, Tomás Ruiz de Apodaca fue bautizado un frío 20 de diciembre de 1702 en el seno de una familia relativamente humilde, siendo el último de 7 hijos.

Localidad alavesa de Manurga

A los 14 años, en 1716, partiría hacia Cádiz en busca de un futuro de prosperidad y aventura. Con el traslado de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz en 1717, la ciudad se convirtió en el  principal centro del comercio Perspectiva de la Villa de Cádiz. Chereau. 1780.monopolístico y en foco de atracción de españoles y extranjeros, llegando a alcanzar ese carácter cosmopolita que la hizo ser llamada “Emporio del Orbe” por Fray Gerónimo de la Concepción.

Tomás Ruiz de Apodaca es un claro representante de la biografía colectiva de los vascos que hicieron de Cádiz su centro de operaciones de la aventura americana; reúne en su persona muchas de las cualidades y virtudes que distinguieron a los vascos de los siglos XVII y XVIII en el comercio con Indias, destacando por su preparación y arduo trabajo en medio del riesgo y la aventura. Gran viajero y un hombre de su época, ilustrado y con un epistolario excepcional, amante de la pedagogía y las buenas costumbres,  con un profundo sentido de la honradez y un comportamiento humanitario y benefactor. Su excelente biógrafo, José Garmendia Arruebarrena, lo define como “un hombre localista y universalista, enraizado en su tierra y al mismo tiempo abierto a horizontes infinitos. No es Tomás el rico comerciante que, sin moverse de su despacho, va amasando fortuna”.

Escudos de las provincias vascas en la bóveda de la Iglesia de San Agustín de Cádiz

Hay que recordar que la Cofradía de los vascos en Cádiz, la Hermandad del Cristo de la Humildad y Paciencia, agrupaba a todos los comerciantes y marinos llegados a Cádiz desde las provincias vascas para hacer la Carrera de Indias, para lo cual se sirvieron de lo que Bernd Hausberger llama una Red, “la asociación informal de un número de personas basada en relaciones de confianza y en un intercambio continuo de servicios o favores dentro de un sistema de reciprocidad”.

La Catedral vieja de Cádiz y, posteriormente, la Iglesia de San Agustín, serían a lo largo de los siglos XVII y XVIII el Detalle de la Iglesia de San Agustín de Cádiz.punto de encuentro de los numerosos comerciantes y marinos vascos en Cádiz. Acerca de la Iglesia de San Agustín hemos publicado distintos artículos que resaltan su importancia en la vida de muchos vascos en Cádiz, como es el caso del arquitecto de Zumárraga Pedro Ángel Albisu, autor de su magnífico retablo, o del irunés Sancho de Urdanibia, uno de sus principales fundadores.

Tomás embarca por primera vez en dirección a la ciudad mexicana de Veracruz un 7 de agosto de 1720, con solo 18 años, y acompañado de 19 navíos. Su segundo viaje sería en 1725, siendo maestre del navío Nuestra Sra de la Concepción, propiedad de su mentor Vista de la ciudad mexicana de Veracruzalavés Andrés Martínez de Murguía. Así hasta en 11 ocasiones, en las que no faltaron naufragios ni aventuras; el último sería un viaje sin regreso, el 7 de enero de 1766, permaneciendo en Veracruz hasta el 15 de enero de 1767, fecha de su fallecimiento en dicha ciudad a consecuencia de un “insulto apopléjico».

Apodaca se casó el 17 de junio de 1743 con María Eusebia de Eliza, 20 años más joven e hija del donostiarra, también comerciante con Indias y Prioste de la cofradía vasca de Cádiz, Rafael de Eliza, casado a su vez con Juana Lasquetti, reconocida familia de comerciantes italianos.

Tuvo 9 hijos, algunos fallecieron muy jóvenes. Los más célebres y con excelentes carreras políticas y militares fueron: Juan, nombrado por Fernando VII Conde de Venadito, en premio a sus servicios como último Virrey de Nueva España; Sebastián, Teniente General de la Armada; el Brigadier Vicente, cuya hija María Dolores de Apodaca casó con el héroe de Trafalgar, el vasco de Mutriku Cosme Damián Churruca.

Placa dedicada a Juan Ruiz de Apodaca, Conde de Venadito, en su casa natal de la calle Fermín Salvochea de Cádiz

Fuentes:

José Garmendia Arruebarrena. «Tomás Ruiz de Apodaca, un comerciante alavés con Indias (1709-1767)». Diputación Foral de Álava. 1990.

Bernd Hausberger. «La red social del alavés Tomás Ruiz de Apodaca, comerciante en Cádiz». La Casa de la Contratación y la Navegación entre España y las Indias. Universidad de Sevilla. Consejo superior de investigaciones científicas.

Foto de Manurga: mackedwars

Foto de Veracruz: http://www.turismodigital.com/viajes/veracruz-turismo-de-aventura.html

Antxón Urrestarazu Echániz

Obra bajo licencia Creative Commons

Si te ha gustado este reportaje, haz clic abajo, en alguna de tus redes favoritas, para que tus amigos puedan verlo. Gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Seguir

Recibe todas las novedades en tu correo

Únete a otros seguidores